• Desde Turquía con Amor

Venecia

Actualizado: 23 de dic de 2019


Desde pequeña siempre quize visitar Venecia. Y gracias a la visita de mi madre y su invitación pude hacer este sueño realidad, y que mejor que junto a ella!!!.

Había escuchado muchos comentarios sobre esta ciudad, buenos y malos. Pero nada mejor que ver con los propios ojos para hacerse una idea.


La primera recomendación de muchos fue quedarse en Mestre , desde donde esta la estación de trenes que cruza hasta el centro de la ciudad, pues " Venecia era muy caro".Nos quedamos una noche ahí y luego nos dimos cuenta que cruzando pero cerca de la estación de trenes ya en el centro mismo, entre los canales, los precios eran más o menos los mismos (y hasta menos), y no se puede comparar el encanto de una zona con la otra.

Así fue como nos quedamos en la zona de Santa Lucía cerca de la Iglesia del mismo nombre. Esta zona es mucho más económica que si se quedan en la zona de la Plaza San Marcos, tanto para alojamientos como para comer o tomarse un rico vino de la casa o un rico Spritz (es la bebida tipica de esta zona y sería un crimen no tomarse al menos uno en la visita a Venecia).

Además de ser más económica esta zona esta abierta hasta más tarde por lo que puedes estar afuera hasta la 1 o 2 de la mañana sin mayor problema.

La ciudad esta llena de iglesias y cada una tiene una historia diferente. Entre ellas las mas importantes son la Basílica de Santa María della Salute y la de Santa Lucía.


Una de las cosas que me llamó la atención fue el color de ojos maravilloso de los hombres. Muchos viejitos tan dulces y con unos ojos tan lindos que una quedaba enamorada.

Bueno un clásico es el viaje en góndola. Lamento desilucionarlos y decirles que los gondoleros no te cantan a menos que contraten un tour en grupo y ahí hay algunos que cantan llegando por el gran canal, o pagando más por cantar. Y bueno tampoco uno se libera del tráfico, que es bastante, pero esta vez acuático.

Si quieren hacer el viaje, el precio en góndola es aproximadamente 80 Euros, siempre se puede regatear algo aunque es dificil lo bajen, pero lo que sí es común es compartir la góndola con más personas (que fue lo que hicimos), y así no se paga tanto por este viaje de unos 30 -40 minutos.

Venecia sufre normalmente muchas inundaciones en primavera y otoño, y a pesar de que fuimos en verano nos tocó una pequeña inundación en la Plaza San Marcos, lo que hizo que tambien subiera la altura de los canales por lo que los gondoleros tenian que agacharse para poder pasar bajo los puentes.

Recomendación, al andar cerca de la plaza tener algo más de precaución porqué no falta el amigo de lo ajeno que anda dando vueltas (o mejor dicho el que te quiera robar para el que no entendió). Se acercó un tipo intentando ver como robarle a mi madre pero el ser chilenas parece que sirve de entrenamiento porque se fue sin nada. Esta zona al atardecer se vuelve bastante solitaria.

Imperdible en la plaza es subir al campanil donde se tiene una vista panorámica de toda la ciudad. Ah! y no se asusten hay ascensor jajaja.

Algo tipico es la foto con las palomas en la plaza. Me costó mucho por el asco que me dan pero lo logre!, aunque la cara de asco no me la saca nadie.

Una de las cosas imperdibles es visitar las islas cercanas, Murano, Burano y Torcello.

Murano es tranquila y se encuentran muchas fábricas de cristal murano, de figuras, lámparas etc. Hay agunas que cobran por mostrar como se hacen las figuras pero no vale la pena ya que hay varias que hacen lo mismo pero gratis.

Pero esta isla no me cautivó como si lo logró hacer Burano.

Burano es la Venecia colorida. Es pequeña pero sus casas llenas de colores hacen que uno se enamore rápidamente de ella. Para mi es el definitivo imperdible si uno visita Venecia. Para ir se usan los vaporetos.

A Torcello lamentablemente no alcanzamos a ir así que quedo pendiente.

Otro imperdible a mi parecer es el Casino di Venezia! es el más antiguo del mundo así que en honor a todos mis familiares teniamos que ir. Y valio la pena. Tomarse algo adentro sale casi igual que en un restaurant y adentro parece un verdadero museo pero no estaba permitido sacar fotos.

Algunas fotitos más de Venecia.

Fue un viaje mágico que me encantó realizar con mi mamá. Si a ratos es una ciudad un poco melancólica, se podía ver mucha gente de edad comentando que al fin lograron visitar la ciudad y eso daba un poco de tristeza, pero a la vez me hizo valorar más el poder haberla visitado ahora y con la mejor compañía.

#Venecia #Italia #viajes